Todo lo que debes saber sobre la normativa de contadores de agua en España

Un elemento o dispositivo vital en la distribución y suministro de agua es el contador, el cual es un aparato encargado de registrar y emitir mediciones precisas y confiables sobre la cantidad de agua que se ha consumido en determinado espacio o lugar durante un periodo de tiempo establecido.

El contador de agua no solo es altamente útil y beneficioso para las compañías de suministro de agua, ya que les permite poder emitir una factura personalizada para el consumo de cada cliente, sino que además posee una función ecológica imprescindible, ya que de no existir este tipo de elementos no existiera una regulación del consumo de agua por lo que las personas gastarían de forma desproporcional este líquido natural, por ello los contadores de agua han propiciado que muchas personas ahorren agua en sus viviendas y no incurran en el derroche de la misma.

Normativas y leyes vigentes sobre los contadores de agua

En muchas ciudades del territorio español existen legislaciones relacionadas con el uso de los contadores de agua, por ejemplo, en Madrid se cuenta con una ordenanza para la gestión y uso apropiado del agua en la cual se establece en el artículo 10 que cada morada, inmueble o espacio cerrado debe contar con un contador de agua individual para poder cuantificar la cantidad de litros que se consumen de forma mensual o diaria. Si quieres saber más sobre esta medida puedes consultar al equipo de asesores especialistas que más casos ha resulto de esta índole.

Por otro lado, en dicha ordenanza también se especifica que en los inmuebles en donde se dispone de suministro de agua caliente también debe existir un contador de agua específico para dicho sistema. De igual manera, en esta legislación se enfatiza que las zonas ajardinadas y las piscinas también deben disponer de un contador de agua especifico e independiente ya que son elementos que suponen un consumo de agua elevado.

Es importante aclarar que no existe una normativa específicamente creada para los contadores de agua, por ello el uso y manipulación de estos elementos está regido por diferentes artículos que se pueden encontrar en ordenanzas o leyes.

En el caso de los delitos cometidos contra los contadores de agua como la alteración o manipulación de los mismos, estos son penalizados por el Código Penal español.

Específicamente debemos centrarnos en el artículo 255 de dicho código, puesto que a pesar de no ser específico para el agua ya que se mencionan otros servicios de suministro como la energía eléctrica y el gas, se hace referencia en el mismo a la alteración maliciosa de los aparatos contadores o medidores de consumo concibiendo este delito como un fraude condenable con 3 a doce meses de multa.

Para concluir, se debe acotar que recientemente se aprobó una nueva normativa u ordenanza para que desde los inicios del año 2019 todos los españoles que posean en sus viviendas contadores de agua de más de doce años de antigüedad realicen la sustitución obligatoria de dicho contador por un modelo más moderno que permita realizar una cuantificación del consumo más precisa que permita implementar medidas de ahorro y preservación del agua más eficientes.